29 ago. 2014

Trucos para que tus neumáticos duren más

Trucos para que tus neumáticos duren más


Los neumáticos son elementos principales de seguridad en cualquier vehículo, ya que son los que nos ponen en contacto directo con la carretera. Su correcto estado, presión y cuidado, es fundamental. Aquí te damos unos trucos para que tus neumáticos duren más sin comprometer tu seguridad.
LO QUE DEBES SABER...
  • Fundamental: no compres nunca neumáticos de segunda mano, comprometes tu seguridad.
  • Calidad: un neumático de alta calidad dura tres veces más que uno de baja calidad. 
  • Eficiencia: llevar los neumáticos en buen estado y con la presión correcta hace que consumas menos combustible. 
La solución más segura y económica para hacerle un buen mantenimiento a los neumáticos del coche con los tiempos que corren no es precisamente comprarneumáticos de segunda mano cuando tenemos que sustituirlos. Además de poner en peligro nuestra seguridad, no ofrecen garantías. Por ello, te enseñamos unos trucos que te permitirán que tus neumáticos duren más y ahorres de verdad en costes sin ponerte en peligro. 

Pero, ¿cuánto duran los neumáticos por norma general? Pese a que algunos fabricantes establecen los 40.000 kilómetros como límite, lo normal es que la vida del neumático sea de 30.000.  Pero esto depende de infinidad de factores como la calidad del producto, pues un neumático de baja calidad puede durar tres veces menos que uno bueno. Hay factores como éste, que podemos controlar, y otros que no.  



De entre las cosas que podemos hacer para alargar la vida de nuestros neumáticos, es mantener una presión adecuada. Lo primero que debes tener siempre presente es que la presión inadecuada es la principal razón de la degradación prematura. Sobre todo, la falta de presión que hace que se degraden más los flancos o el exterior de la banda de rodadura. Por su parte, el exceso de presión hace que los neumáticos pierdan adherencia.

Presión de los neumáticos
La correcta presión de los neumáticos es fundamental 

Siempre tendrás que poner la presión que marca el fabricante, entre otras cosas, según las condiciones de carga para que la mayor parte del neumático se adhiera correctamente a la calzada y se defienda mejor en todo tipo de situaciones, comoconducir con lluvia. Por ejemplo: un coche muy cargado necesitará más presión para no comprometer ni la seguridad ni la estabilidad en carretera. Ten especial cuidado si tus neumáticos son de perfil bajo. Una presión inadecuada en este caso, tiene mayores consecuencias que en neumáticos convencionales, pues hace que aparezcan deformidades con más facilidad.

Llevar una presión adecuada es lo principal y además te servirá para consumir menos combustible, pero hay otros trucos para hacer que tus neumáticos duren más. Intenta evitar superficies como la gravilla, baches y socavones en la calzada y frena en los resaltos o badenes. El exceso de velocidad o una conducción brusca con acelerones y frenazos frecuentes tampoco ayudarán a mantener en buen estado tus ruedas.

Frenada en mojado
Frenada en mojado

Para evitar un desgaste irregular asegúrate de que los ejes están bien alineados y que llevas las suspensiones en buen estado. Una pista de que necesitas un equilibrado de ruedas es que el volante vibre, y cuidado con esto, pues si llevas desgastados los neumáticos de forma irregular no pasarás la ITV.   

Otro truco para alargar la vida de tus neumáticos es rotarlos cada cierto tiempo: cada 10.000 o 15.000 km es lo más aconsejable para conseguir un desgaste regular. Y no olvides a la hora de aparcar, que si golpeas una llanta o pellizcas el lateral del neumático con los bordillos, puedes acabar por necesitar cambiarlos (aunque sólo hayas estropeado uno, siempre tienes que cambiar los neumáticos al menos de dos en dos, los del mismo eje). 

No hay comentarios:

Publicar un comentario